8 feb. 2010

El Ritual

Hora del té en casa de Luna Meyer


Lo primero que pensó cuando bajó de la nave y puso el pié en aquella plataforma, fue que aquel paisaje le inspiraría para escribir. Luna Meyer, Luna destruida por un meteorito despistado. Mientras observaba los fragmentos que ya se reunían en el anillo gravitacional como buenos amigos a los que han echado de una fiesta, se preguntó si habría alguien pensando en él, en el vasto universo, en aquel momento.